> El diario de Antonio: enero 2015

domingo, 25 de enero de 2015

Reseña: La evolución de Calpurnia Tate

                                                         
Portada para: La evolución de Calpurnia TateDATOS TÉCNICOS
-Autora: Jacqueline Kelly
-Editorial: Roca
-Traductora: Isabel Margelí
-Número de páginas: 272

SINOPSIS
«Aquel verano de 1899, yo tenía once años y era la única chica de siete hermanos. ¿Os podéis imaginar una situación peor? Me llamo Calpurnia Virginia Tate…» 
«Reanudamos nuestro camino hacia el río y hallamos sombra bajo un árbol hospitalario en la parte baja de las pacanas. Entonces el abuelo me contó unas cosas increíbles. Me explicó maneras de llegar a la verdad de cualquier tema, no sólo sentándote a pensar en ello como Aristóteles (un señor griego, listo pero confundido), sino saliendo a mirar con tus propios ojos; me habló de hacer hipótesis e idear experimentos, y de comprobar mediante observación y llegar a una conclusión.»

OPINIÓN
Se me recomendó esta obra hace poco más de un mes, y, aunque me llamaba la atención su sinopsis, no se hallaba entre mis planes leerla pronto. Sin embargo, me la regalaron por mi cumpleaños (en la edición de bolsillo, en tapa dura y negra y dorada), y no pude resistirme al prometedor argumento y la preciosa cubierta, por lo que le hinqué el diente en cuanto pude. Ahora mismo, por una parte, me alegro enormente de haberle dado una oportunidad, y, por otra, me arrepiento de no haberlo hecho antes. No bromeo cuando digo que esta novela es una de las mejores con las que me he topado en los últimos tiempos. En ella se narra la historia de Calpurnia Virgina Tate, una niña de casi doce años de edad. Estamos en 1899, en Fentress, un pequeño pueblo del condado de Caldwell, en el Estado de Texas. Callie Vee (apodo de nuestra protagonista) vive en una gran casa con seis hermanos, todos ellos varones, con su madre, su padre, su abuelo, la cocinera, la sirvienta y algunas mascotas. Callie es una joven muy inquieta y curiosa, amante de la naturaleza. Este amor por todo lo que le rodea lo compare con su abuelo, con el que se embarcará en un maravilloso camino cuya parada final es el conocimiento. No obstante, Callie deberá enfrentarse a la devastadora realidad: como niña, no debe preocuparse por la Ciencia, sino por las tareas del hogar. Zambúllete en las páginas de La evolución de Calpurnia Tate; no te arrepentirás.

Jacqueline Kelly posee una de las prosas más bellas que he tenido el placer de probar. Narra en tercera persona, por lo que creo que te permite conocer mejor a cada uno de los personajes y su perspectiva. Con sus palabras cargadas de dulzura e inocencia plasma perfectamente los pensamientos y sentimientos que embargan a una niña de once años. Uno de los aspectos por los que deseaba ponerme con esta obra era su ambientación, pues nunca antes había leído una novela desarrollada en el siglo XIX en EE.UU. Es una época en la que las mujeres estaban encomendadas al mantenimiento de su marido y de los niños y en la que las ideologías racistas estaban fuertemente extendidas. La autora relata con detalle cada uno de los aspectos del momento y, de un modo u otro, consigue encajarlos en la vida de Callie. Además, va aún más allá, y te hace pensar sobre ellos. Hay gente que tacha al libro de aburrido, pero a mí no me lo ha resultado en ningún momento, pues logró mantenerme enganchado a las aventuras de Calpurnia. En esta obra no hay una gran cantidad de acción, pero esto no la hace pesada en ningún momento. Por último, el desenlace me encantó. Aunque cerró todas las tramas, hay una segunda parte, llamada The Curious World of Calpurnia Tate (pinchad encima del nombre para saber más). Yo me muero de ganas de leerla y continuar disfrutando de nuestra protagonista y su mundo.

Los personajes son, sin ningún género de duda, uno de los más destacados aspectos del libro. Por una parte están los principales, los cuales están dotados de una enorme profundidad psicológica, lo que les hace parecer personas de carne y hueso. La protagonista indiscutible es Calpurnia, un personaje entrañable e inolvidable del que es imposible no encariñarse. Es una niña muy inteligente y curiosa. Es una amante de la naturaleza y de la Ciencia, por lo que ambas son temas recurrentes, lo que, en mi opinión, hace que la novela sea incluso más interesante. El abuelito es presentado al principio como un señor hosco e intimidante que pasa sus horas a caballo entre la biblioteca, el campo y el laboratorio, sin mantener ninguna relación con sus familiares más allá de las formalidades. No obstante, Callie sacará su faceta más cariñosa y entre ambos se creará una fuerte conexión que se consolidará a medida que pasan las páginas y que enternecerá y emocionará al lector. Por otro lado, hay una serie de personajes secundarios que harán que la lectura sea mucho más amena y entretenida. Entre ellos están los variopintos hermanos de la protagonista, como Harry, el mayor, al cual guarda un cariño especial, Travis, el más ingenuo e inocente, Lamar, el más "pillo", etc.; su madre y Viola, las cuales intentarán por todos los medios que Calpurnia mejore en su papel como señorita, o Lula, su mejor amiga.

Algún día iba a tener todos los libros del mundo, estantes y estantes llenos. Viviría en una torre hecha de libros; me pasaría el día leyendo y comiendo melocotones. Y si algún caballero con armadura se atrevía a acercarse en su blanco corcel y a rogarme que le lanzara mi trenza, lo acribillaría con huesos de melocotón hasta que se marchara

PUNTUACIÓN
Entrañable, inolvidable, perfecta para cualquier edad.

martes, 6 de enero de 2015

Reseña: Perdido


DATOS TÉCNICOS
-Autora: Maggie Stiefvater
-Editorial: SM (haz clic para más información sobre el libro)
-Traductor: Alexandre Casal
-Número de páginas: 384
-ISBN: 9788467574166

SINOPSIS 
Hace tiempo, Cole era el cantante de Narkotica, y el éxito era la clave. Hace tiempo, Cole perteneció a una manada de lobos en Minnesota, y el frío era la clave. Hace tiempo, Isabel y Cole tan vez llegaron a amarse. Pero de eso hace toda una vida. Ahora Cole está en Los Ángeles, la ciudad donde se cumplen los sueños, la ciudad donde siempre es verano, la ciudad donde vive Isabel. Solo él sabe de verdad por qué ha regresado. Otra vez bajo los focos, otra vez en la vida de Isabel, otra vez perdido.

OPINIÓN
Perdido es el spin-off  de la trilogía de Los lobos de Mercy Falls. He de reconocer que una novela en cuya portada figure el nombre de Maggie Stiefvater me va a llamar la atención aunque trate sobre lámparas voladoras (?), pero, si le añades que nos hallamos ante un homenaje a los dos personajes más carismáticos de la trilogía que tanto amé, ya no estamos hablando de querer leerla, sino de necesitarlo. Por eso, en cuanto se me presentó la oportunidad, me puse en contacto con la editorial y les solicité un ejemplar, y, una vez me confirmaron que me lo enviarían, se me dibujó una sonrisa de oreja a oreja. En este libro se le pone un punto final a la historia de Cole e Isabel, la cual se dejó inconclusa en el desenlace de la trilogía, Siempre. Ahora ambos se hallan en Los Ángeles. Cole está grabando un nuevo álbum y protagonizando un reality show sobre su vida a lo largo de seis meses. Isabel, la cual se hospeda con su madre, su prima y su tía en el hogar de esta última, trabaja en una boutique mientras realiza un Curso de Auxiliar de Enfermería que le preparará para estudiar Medicina. Perdido deja atrás todo resquicio de dulzura y ternura que pudiera quedar de Temblor, y, en su lugar, irradia pasión y tensión. Cole e Isabel, acompañados de un maravilloso elenco de personajes secundarios, nos ofrecen el billete para embarcarnos en una aventura inolvidable, y sería una locura rechazarlo.

Para mí ha sido reconfortante saborear nuevamente la prosa de Maggie, y, una vez más, me quito el sombrero ante ella. Puedo decir que es de las más bellas con las que me he topado. La autora mima y pule cada detalle, transforma la narración en un personaje más. Leyéndola me siento cómodo, me siento como en casa. Me ha gustado incluso más que en Temblor, Rastro Siempre, algo, para mí, inimaginable. Las descripciones son tan precisas que no te supone ningún esfuerzo imaginarte las escenas, y yo esto lo valoro mucho. En Perdido nos encontramos con una trama difusa, pues, más que poseer una, cuenta con una sucesión de acontecimientos encadenados, y es esta la razón por la que no le he otorgado la máxima puntuación. La obra tiene un ritmo lento, como es ya característico de la autora, pero la lectura no se hace cuesta arriba. Aunque no es una novela muy adictiva ni llena de impactantes giros argumentales, la autora consigue que no se tambalee y que el lector no pierda el interés. Un punto a favor de la novela es el hecho de que está narrada a dos voces, la de Cole y la de Isabel. Esto permite ahondar más en sus emociones y sus sentimientos, en su pasado y sus anhelos para el futuro. En definitiva, posibilita una comprensión más completa y profunda de los personajes. El desenlace me satisfizo por completo: cerrado y creíble, todo cuanto necesito.

Los personajes son uno de los mejores aspectos de la novela. La autora los modela con una atención al detalle impresionante y les dota de una inmensa profundidad psicológica, transformándolos en personas de carne y hueso. Si hay una cosa a destacar de ellos es su evolución, brillante la mires desde donde la mires. Cole era una persona despreocupada y compañera de excesos. Ahora busca un cambio. ¿Será capaz de abandonar sus adicciones del pasado? Isabel (mi personaje preferido) es una joven calculadora, determinada y fría, pero, ¿por cuánto tiempo más podrá mantener ese caparazón de hielo? Ambos forman una impredecible y chispeante pareja, con montones de momentos tensos y pasionales que ofrecer al lector. Sus idas y venidas nos mantendrán expectantes por saber cómo acabará. Además, Perdido cuenta con una serie de personajes secundarios que aportan dinamismo y entretenimiento. Está Leon, contagiado del carisma de Cole, del que es chófer, que será un apoyo fundamental para él; Sofía, extremadamente tímida y servicial, sacará a Isabel de sus casillas; Jeremy, bajista de la nueva banda de Cole, relajado, abnegado y colaborador; Leyla, la batería, crispará los nervios de este último; también tenemos a Baby North, la responsable del reality show, así como a los cámaras, y a Sierra, la dueña de la boutique donde trabaja Isabel.

Entonces nos besamos con hambre, con fuerza, interminablemente; besos que se encabalgaban. Oí que el vaso se volcaba y que el líquido burbujeaba en el desagüe. Todavía con el kiwi entre los dedos, Cole me presionó la mejilla con la mano. Todo olía a paraíso. Yo le tanteé las clavículas, las costillas, la parte de las caderas que le sobresalía por la cintura del pantalón.

PUNTUACIÓN 
Bella, chispeante, carismática.

Gracias a SM por el ejemplar.

Reseña: Perdido


DATOS TÉCNICOS
-Autora: Maggie Stiefvater
-Editorial: SM
-Traductor: Alexandre Casal
-Número de páginas: 384
-ISBN: 9788467574166

SINOPSIS 
Hace tiempo, Cole era el cantante de Narkotica, y el éxito era la clave. Hace tiempo, Cole perteneció a una manada de lobos en Minnesota, y el frío era la clave. Hace tiempo, Isabel y Cole tan vez llegaron a amarse. Pero de eso hace toda una vida. Ahora Cole está en Los Ángeles, la ciudad donde se cumplen los sueños, la ciudad donde siempre es verano, la ciudad donde vive Isabel. Solo él sabe de verdad por qué ha regresado. Otra vez bajo los focos, otra vez en la vida de Isabel, otra vez perdido.

OPINIÓN
Perdido es el spin-off  de la trilogía de Los lobos de Mercy Falls. He de reconocer que una novela en cuya portada figure el nombre de Maggie Stiefvater me va a llamar la atención aunque trate sobre lámparas voladoras (?), pero, si le añades que nos hallamos ante un homenaje a los dos personajes más carismáticos de la trilogía que tanto amé, ya no estamos hablando de querer leerla, sino de necesitarlo. Por eso, en cuanto se me presentó la oportunidad, me puse en contacto con la editorial y les solicité un ejemplar, y, una vez me confirmaron que me lo enviarían, se me dibujó una sonrisa de oreja a oreja. En este libro se le pone un punto final a la historia de Cole e Isabel, la cual se dejó inconclusa en el desenlace de la trilogía, Siempre. Ahora ambos se hallan en Los Ángeles. Cole está grabando un nuevo álbum y protagonizando un reality show sobre su vida a lo largo de seis meses. Isabel, la cual se hospeda con su madre, su prima y su tía en el hogar de esta última, trabaja en una boutique mientras realiza un Curso de Auxiliar de Enfermería que le preparará para estudiar Medicina. Perdido deja atrás todo resquicio de dulzura y ternura que pudiera quedar de Temblor, y, en su lugar, irradia pasión y tensión. Cole e Isabel, acompañados de un maravilloso elenco de personajes secundarios, nos ofrecen el billete para embarcarnos en una aventura inolvidable, y sería una locura rechazarlo.

Para mí ha sido reconfortante saborear nuevamente la prosa de Maggie, y, una vez más, me quito el sombrero ante ella. Puedo decir que es de las más bellas con las que me he topado. La autora mima y pule cada detalle, transforma la narración en un personaje más. Leyéndola me siento cómodo, me siento como en casa. Me ha gustado incluso más que en Temblor, Rastro Siempre, algo, para mí, inimaginable. Las descripciones son tan precisas que no te supone ningún esfuerzo imaginarte las escenas, y yo esto lo valoro mucho. En Perdido nos encontramos con una trama difusa, pues, más que poseer una, cuenta con una sucesión de acontecimientos encadenados, y es esta la razón por la que no le he otorgado la máxima puntuación. La obra tiene un ritmo lento, como es ya característico de la autora, pero la lectura no se hace cuesta arriba. Aunque no es una novela muy adictiva ni llena de impactantes giros argumentales, la autora consigue que no se tambalee y que el lector no pierda el interés. Un punto a favor de la novela es el hecho de que está narrada a dos voces, la de Cole y la de Isabel. Esto permite ahondar más en sus emociones y sus sentimientos, en su pasado y sus anhelos para el futuro. En definitiva, posibilita una comprensión más completa y profunda de los personajes. El desenlace me satisfizo por completo: cerrado y creíble, todo cuanto necesito.

Los personajes son uno de los mejores aspectos de la novela. La autora los modela con una atención al detalle impresionante y les dota de una inmensa profundidad psicológica, transformándolos en personas de carne y hueso. Si hay una cosa a destacar de ellos es su evolución, brillante la mires desde donde la mires. Cole era una persona despreocupada y compañera de excesos. Ahora busca un cambio. ¿Será capaz de abandonar sus adicciones del pasado? Isabel (mi personaje preferido) es una joven calculadora, determinada y fría, pero, ¿por cuánto tiempo más podrá mantener ese caparazón de hielo? Ambos forman una impredecible y chispeante pareja, con montones de momentos tensos y pasionales que ofrecer al lector. Sus idas y venidas nos mantendrán expectantes por saber cómo acabará. Además, Perdido cuenta con una serie de personajes secundarios que aportan dinamismo y entretenimiento. Está Leon, contagiado del carisma de Cole, del que es chófer, que será un apoyo fundamental para él; Sofía, extremadamente tímida y servicial, sacará a Isabel de sus casillas; Jeremy, bajista de la nueva banda de Cole, relajado, abnegado y colaborador; Leyla, la batería, crispará los nervios de este último; también tenemos a Baby North, la responsable del reality show, así como a los cámaras, y a Sierra, la dueña de la boutique donde trabaja Isabel.

Entonces nos besamos con hambre, con fuerza, interminablemente; besos que se encabalgaban. Oí que el vaso se volcaba y que el líquido burbujeaba en el desagüe. Todavía con el kiwi entre los dedos, Cole me presionó la mejilla con la mano. Todo olía a paraíso. Yo le tanteé las clavículas, las costillas, la parte de las caderas que le sobresalía por la cintura del pantalón.

PUNTUACIÓN 
Bella, chispeante, carismática.

Gracias a SM por el ejemplar.