> El diario de Antonio: diciembre 2014

martes, 23 de diciembre de 2014

Reseña: Ciudades de papel

DATOS TÉCNICOS
-Autor: John Green
-Editorial: Nube de Tinta
-Traductora: Noemí Sobregués
-Número de páginas: 365
-ISBN: 9788415594284


SINOPSIS
En su último año de instituto, Quentin no ha aprobado ni en popularidad ni en asuntos del corazón... Pero todo cambia cuando su vecina, la legendaria, inalcanzable y enigmática Margo Roth Spiegelman, se presenta en mitad de la noche para proponerle que le acompañe en un plan de venganza inaudito. Después de una intensa noche que reaviva el vínculo de una infancia compartida y parece sellar un nuevo destino para ambos, Margo desaparece dejando tras de sí un extraño cerco de pistas.

OPINIÓN
Decir que Bajo la misma estrella me encantó es quedarse corto, y, para corroborarlo, podéis pasaros por mi reseña. Fue ésa la razón por la que comencé a dar saltos de alegría cuando supe de la intención de Nube de Tinta de traducir su bibliografía al completo. Cuando compré Ciudades de papel me atrajeron, por un lado, las críticas dispares que acarreaba a sus espaldas, y, por otro, la misteriosa historia que su sinopsis prometía. Esta nos presenta una historia protagonizada por Quentin Jacobsen, un joven de diecisiete años, prototipo de adolescente friki que ni en amor ni en personalidad triunfa. "Q", como es conocido por sus amigos, está enamorado de Margo Roth Spiegelman, la chica más popular del instituto y su vecina, hecho considerado como "el milagro de su vida" por Quentin. Una noche, esta irrumpe en su habitación pidiéndole ayuda para llevar a cabo un insólito plan de venganza, a lo que el responde que "sí", iniciando, así, la que será la noche más épica de su vida. Lo que no espera es que, a la mañana siguiente, Margo desaparecerá, dejando tras de sí unas extrañas pistas que habrán de ser descifradas para dar con su paradero. De este resumen puede deducirse que nos enfrentamos a una novela extravagante, la cual, en mi opinión, cruza la línea de lo ridículo en más de una ocasión.


Como acabo de comentar, me he encontrado pasajes ciertamente absurdos durante la lectura de esta novela, que hicieron que en su conjunto no me resultase creíble. Es ésta la razón por la que en algunos momentos la historia no me enganchaba, pues o bien los personajes se comportaban de forma absurda, adoptando actitudes que consideré ridículas, o bien la trama se tornaba tan descabellada que, por mucho que lo intentase, no podía interesarme por ella. Sin embargo, hay veces en las que John consigue mantenerte pegado a sus páginas. John Green posee un estilo narrativo tan bello que resulta imposible no quitarse el sombrero ante él. Un elemento clave de su prosa es el modo en que envuelve profundas reflexiones en metáforas memorables en lugar de ofrecértelas masticadas. Otro aspecto a destacar son las descripciones, que me han parecido maravillosas, por un lado, porque me permitían imaginar las escenas al milímetro, y, por otro, porque iban más allá de esto, es decir, profundizaban en las emociones que los diferentes lugares y objetos despertaban en los personajes. El desenlace de la novela es el último punto que me gustaría tratar en este párrafo. No me acabo de convencer por dos razones: la primera de ellas es que no me gustó cómo se zanjó la historia, pues creo que los personajes merecían un desenlace diferente, y la segunda, que se desarrolló de un modo muy precipitado.

En Ciudades de papel nos encontramos con un peculiar elenco de personajes, que, en algunos casos, no lograron calar en mí, pues sus excentricidades hicieron que me resultasen inverosímiles. El protagonista, Quentin, es un joven inteligente e introvertido, que, sin conseguir encantarme, se ganó mi cariño con sus ocurrencias y su personalidad sarcástica y directa. No obstante, en ocasiones me exasperaba por su obsesión por Margo, la cual lleva hasta el extremo. Esta es un personaje el cual no sé si ha sido creado para ser amado y odiado, pero, en cualquier caso, no me ha gustado. Es una persona ególatra, interesada y manipuladora, cuyo afán por llamar la atención y la reafirmación de su poder son los únicos motores de sus acciones. Entre ambos se desarrolla una "relación" que, más que eso, es una fantasía de Quentin. Él se desvive por Margo, anhelando que esta se interese por él, mientras ella no hace más que contemplar cómo el mundo gira a su alrededor. También hay una serie de personajes secundarios a los que el autor da mucho juego, y los cuales me parecieron muy interesantes y curiosos. Entre ellos podemos citar a Ben y Radar, mejores amigos de Quentin; a Lacey, amiga de Margo; a los padres de Quentin, o a Angela, la novia de Radar. Mediante ellos, el autor, como de costumbre, nos lanza multitud de mensajes.


Margo siempre amó los misterios. Y con todo lo que pasó después, nunca pude dejar de pensar que tal véz ella amaba tanto los misterios que se convirtió en uno.

En definitiva, Ciudades de papel  es una novela en la que me sumergí esperando encontrarme con una historia increíble, y, al hacerlo, me llevé una tremenda decepción. Me encontré con una historia repleta de momentos absurdos que no podía creerme, protagonizados por dos protagonistas: Quentin, exasperante aunque entrañable, y Margo, egocéntrica e interesada. Sin embargo, me topé de nuevo con la maravillosa prosa de John Green, que nunca fallará, con sus metáforas, sus brillantes e ingeniosos diálogos , con sus fabulosas descripciones. Otra cosa a destacar es el hecho de que te hace pensar y reflexionar. Puede que las expectativas me hayan jugado una mala pasada, o que no escogiese el momento idóneo para leer el libro. De todas formas, creo que, por el mero hecho de ser tan singular, merece la pena descubrir qué opinión te merece.