> El diario de Antonio: agosto 2014

martes, 26 de agosto de 2014

Cadena de libros #1: libros cortos

 

¡Hola! Hoy vengo con una nueva sección que llevaba bastante tiempo pensando incoporar. Se trata de Cadena de Libros, una iniciativa original de Estantería compartida que consiste en que cada dos viernes -yo, como soy especial, lo haré los martes-, las administradoras propondrán un tema determinado y cada una recomendará un libro. A continuación, para crear una cadena, los lectores recomendarán otro en los comentarios y, si tienen blog, en una entrada. De este modo, aquellos que busquen un determinado tipo de lectura y no quieran leer lo que está de moda descubrirán nuevos libros. Me gustaría aclarar que no se trata de un reto, por lo que no hay que leer los libros que se recomienden. Si os habéis quedado con ganas de apuntaros o queréis saber más, pinchad sobre el banner del margen derecho.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Esta quincena toca recomendar un libro corto. Ahora estamos en verano -aunque cada vez queda menos-, y nada apetece más que una lectura corta que haga más amenas las horas de calor. Hay dos normas a cumplir esta semana: el libro ha de tener menos de 250 páginas y hay que indicar cuántas páginas tiene. ¡Vamos allá!

El libro elegido es Fulminado por un rayo, de Chris Colfer, una novela que tiene un total de 216 páginas y cuya reseña aún no he publicado. Llegó a mis manos gracias a un sorteo del blog Letras, libros y más. Lo he escogido porque, además de ser mi más reciente lectura, creo que es el menos conocido de los que tengo. Narra la historia de Carson Phillips, un joven inteligente y nada popular decidido a cumplir sus sueños y así abandonar su asqueroso instintuto y su aburrido pueblo, y si para ello debe chantajear a todos su enemigos, ¡adelante! Me gustó mucho por lo fresco y adictivo que es y por el hecho de estar narrado en forma de diario, que te permite entender mejor al protagonista e identificarte más con él. Lo recomiendo a todos aquellos amantes de la literatura juvenil que estén buscando una lectura sencilla para descansar de las densas.

¿Lo habéis leído? Si sí, ¿os gustó? Si no, ¿os gustaría hacerlo? ¿Que libro recomendáis?

domingo, 24 de agosto de 2014

Reseña: Quantic Love


                                                              
quantic love-sonia fernandez-vidal-9788424641702DATOS TÉCNICOS
-Autora: Sonia Fernández-Vidal
-Editorial: La Galera
-Número de páginas: 240
-ISBN: 9788424641702

SINOPSIS
En el CERN, el centro de investigación más avanzado del mundo, entre experimentos de viajes en el tiempo y de teletransportación, entre partículas que superan la velocidad de la luz y otras que revelan el origen del Universo, la joven Laila se enfrenta al mayor misterio que existe: cómo decidir entre dos amores. Por un lado, Alessio, un atractivo periodista; y, por otro, Brian, un cerebral científico que oculta un gran secreto.

OPINIÓN
Desde que supe de esta novela, y ya hace unos años de eso, me ha llamado la atención, pues el hecho de que aúne amor y ciencia me resulta muy interesante, y más teniendo en cuenta mi interés por esta última. Además, la autora, doctorada en Física, concretamente en el campo de la Información y Óptica Cuántica, cuenta con experiencia en las más prestigiosas instituciones científicas, lo que supone un punto a favor del libro. En él se nos cuenta la historia de Laila, una joven que, tras finalizar segundo de Bachillerato con las mejores notas de su promoción, viaja hasta el CERN (Centro Europeo de Investigación Nuclear) para trabajar como camarera durante el verano. En cuanto se embarca en la aventura tiene la intuición de que nada volverá a ser igual y, cuando llega allí se choca de bruces con la realidad del lugar, de la que ya estaba advertida por su madre y por un afable anciano al que conoció en el autobús de camino al complejo, y, rodeada de cerebritos, no puede evitar sentirse como un pez fuera del agua. Para empezar, su compañera de habitación, Angie, es una joven que, además de inteligente, cuenta con un físico de escándalo, por lo que Laila se siente aún más inferior. Sus desesperados intentos por encajar y no sentirse fuera de lugar provocarán más de un quebradero de cabeza a nuestra protagonista, que poco a poco se irá haciendo un hueco. No obstante, su principal problema es el triángulo amoroso que forma junto con Alessio y Brian, y en su mente no deja de darle vueltas al asunto.

La autora narra con una prosa sencilla y cuidada a la vez, con la justa cantidad de adornos, que hace de Quantic Love una novela perfecta para leer de una sentada, además de llena de preciosas citas sobre el amor. La trama, para qué negarlo, es más simple que el mecanismo de un chupete, pero Sonia consigue darle un toque único, y lo hace mediante la inclusión de anécdotas sobre científicos y experimentos. Esto nunca queda fuera de contexto, pues siempre encuentra el momento ideal para incoporporarlas, y tanto si te gusta la Ciencia como si no, estas pequeñas historias van a entretenerte, y esto último es algo en lo que me gustaría hacer hincapié. No obstante, todo ello no logra ocultar el fallido intento de triángulo amoroso, que no me ha convencido en absoluto por razones que explicaré más adelante. Por ahora sólo digo que es la causa de que el factor sorpresa quede anulado en este libro, pues la protagonista se encarga de recordarte en todo momento quién es el único que tiene hueco en su corazón. Sin embargo, el hecho de que sea tan previsible no impide que se trate de una lectura rápida y amena. Por último, hablemos del desenlace, el cual no me ha agradado en ningún aspecto. En primer lugar, me resultó demasiado forzado, pues los sucesos se dan bajo unas circunstancias poco habituales. Por otro lado, tuve la impresión de que fue muy precipitado, dado que todo sucede muy rápido sin apenas dar tiempo para respirar, además de que gran parte de la acción de la novela se concentra en las últimas páginas. En última instancia, no me resultó muy creíble, ya que todo es muy "idóneo".

Según mi impresión, los personajes tienen bastantes tópicos en su mayoría. Comencemos por la protagonista, Laila, prototipo perfecto de chica sencilla y discreta de la que se prendan dos chicos. Su personaje, pese a haber conseguido empatizar conmigo en varias ocasiones, me ha llegado a exasperar en otras. Para empezar, no para de acomplejarse de sí misma, y sus comparaciones con Angie llegan a hacerse insufribles. Además, siempre cede ante ella, como si careciese de voz y voto. Y, por si esto fuera poco, utiliza a Alessio como su marioneta para llamar la atención a Brian, sabiendo que el primero está enamorado de ella. Angie, sin embargo, es un personaje más original, pues no encaja con el típico cerebrito; es alocada y desenfadada, y aporta el toque de diversión que toda novela necesita. No obstante, en ocasiones actúa de forma soberbia. Alessio vuelve a ser un cliché en toda regla: extranjero, atractivo, mujeriego, saca su faceta más romántica y sensible para impresionar a Laila. No me he identificado con él, pero no me ha caído mal. Y, por último, vayamos con Brian, un cerebito que también parece estar cañón bajo su atuendo de "empollón". Reservado y distante, ha causado en mí un efecto similar al de Alessio, aunque hemos congeniado un poco más. El triángulo amoroso, como mencioné antes, no me ha gustado para nada. Partamos de la base de que no lo he llegado a considerar como tal, dado lo obvio que es el hecho de que para Laila sólo existe uno. Por otra parte, no vi justificado su  irremediable y perdido enamoramiento por él, pues nada y menos saben el uno del otro y son contadas las ocasiones en las que han quedado -y poco han tenido de románticas-. Para concluir, ella dice estar fascinada por el impenetrable muro que le rodea, y él, aparte de sus ojos, no ha aportado ningún indicio de esconder un secreto.


-Una vez, en una entrevista le comentaron lo mismo que has dicho, y puso este ejemplo: si estás al lado de una chica bonita durante dos horas, creerás que ha pasado un solo minuto. Pero si te sientas encima de una plancha candente, creerás que han pasado dos horas. Esto es la relatividad.

En definitiva, Quantic Love es una novela juvenil en la que amor y ciencia van juntos de la mano. Con una bonita prosa y enormes cantidades de preciosas citas románticas, la autora narra una historia cuya parte amorosa que, además de previsible, no me ha convencido en absoluto por su poca credibilidad y razón de ser. Los personajes, estereotipados salvo algunas excepciones, no han conseguido calarme hondo. Un libro fresco y entretenido que recomiendo para leer en una tarde de verano en la que no sepas qué hacer. Disfrutarás con los continuos vaivenes de los protagonistas y los curiosos relatos científicos. 

Gracias a La Galera por el ejemplar.
Perdón por la tardanza.

viernes, 15 de agosto de 2014

Book Tag: el de las portadas elementales

¡Hola! Hoy os traigo el primer Book Tag del blog. Llevaba bastante tiempo queriendo incorporar esta sección que trata sobre juegos y preguntas sobre libros al blog y hoy, al fin, lo he hecho. Para la ocasión he escogido el Book Tag de las Portadas Elementales, ya que cuando lo vi me pareció muy entretenido y fácil de hacer. Fue creado por TorsBookReviews y creo recordar que lo vi por primera vez el blog Book Eater. Me he divertido mucho haciéndolo y viendo cómo otros bloggers y booktubers lo hacían, por lo que me encantaría que os animaseis a hacerlo y que me dejaseis en un comentario el enlace a vuestro tag para que pueda pasarme. 

 
 
 
 

¿Os ha gustado el tag? ¿Os gustaría que hiciese más? Si es así, ¿cuáles? ¡Comentad!

domingo, 3 de agosto de 2014

Reseña: La elegida

            NO LEAS ESTA ENTRADA SI NO HAS LEÍDO LA SELECCIÓN Y LA ÉLITE

DATOS TÉCNICOS
-Autora: Kiera Cass
-Editorial: Roca Editorial
-Traductor: Jorge Rizzo
-Número de páginas: 256
-ISBN: 
9788499187266

SINOPSIS
La situación en Palacio es cada vez más peligrosa. Los rebeldes atacan tanto por el norte como por el sur y America, las chicas que siguen en la selección y Maxon se encuentran en verdadero peligro. Mientras esta situación se vuelve cada vez más acuciante, la disyuntiva en la que se encuentra America tampoco es mucho mejor: debe escoger entre su primer amor, Aspen, y el príncipe Maxon, quien poco a poco ha ido conquistándola. Eso sin tener en cuenta que el príncipe debe escogerla a ella también de entre las seis seleccionadas que podrían convertirse en su esposa y que aún permanecen en palacio. 

OPINIÓN
La elegida es la tercera entrega de la trilogía La selección, que comenzó con La selección y continuó con La élite. Esta novela dejó muchos cabos sueltos, por lo que me moría de ganas de leer el desenlace de la trilogía y dar respuesta a todas las preguntas planteadas en los dos primeros libros. Sin embargo, pese a las ganas que tenía de leer esta novela, pasó un tiempo en mi estantería hasta que por fin decidí sacarla de ella. La historia comienza en el punto donde acabó la anterior novela. Nuestra protagonista, America, está entre la espada y la pared; ha de tomar una decisión y escoger entre Aspen y Maxon. El primero es su primer amor, con el que ya había hecho planes de boda antes de ser seleccionada. Ahora ha entrado a formar parte de la Guardia Real y ha pasado de ser un Seis a ser un Dos. El segundo es un hombre por el que nunca pensó que pudiera sentir algo dados los prejuicios que tenía sobre él por su condición social. No obstante, ha empezado a sentir algo por él y con el tiempo ese sentimiento se ha ido fortaleciendo. No obstante, éste no es el único problema al que America ha de enfrentarse. Por un lado, está el hecho de que la Selección se prolonga demasiado y sus dudas sobre quién será la elegida van aumentando. Por el otro, los ataques rebeldes se hacen cada vez más presentes, amenazando la seguridad no sólo de los que se hallan en Palacio, sino también la de los más cercanos a las cuatro seleccionadas que ahora conforman la Élite.

La prosa de Kiera Cass me ha encantado en esta novela. He percibido una notoria evolución en su modo de narrar. Emplea un lenguaje complejo y cuidado, rozando en ocasiones lo poético. Esto es un punto a favor de la novela, pues la temática requiere una pluma delicada. Las descripciones son concisas y completas en su mayoría, aunque alguna que otra me resultó algo escueta. Además, el asunto de los rebeldes alcanza gran desarrollo y adquiere mucha importancia respecto a los otros libros. El ritmo es rápido y constante, lo que facilita mucho la lectura. Siempre están sucediendo cosas, y la historia está llena de vuelcos imprevistos. Esto y la continua incertidumbre en que nos mantiene la autora hacen que este libro sea de lo más adictivo. Sin embargo, pese a estos pros, me he encontrado con contras por los cuales no he conseguido disfrutar de esta tercera parte tanto como de las anteriores. Uno de ellos es el hecho de que, en mi opinión, muchos sucesos están cogidos con pinzas. Entiendo que en una novela se puedan dar casualidades, pero ésta está cargada de ellas y, por mucho que lo intentara, no podía evitar pensar que todo estaba forzado hasta el extremo. Otro contra es el final, que es demasiado precipitado. En pocas páginas se concentra mucha acción y tensión, y esto se produce poco después de que X personaje tome X decisión con una rotunda firmeza. Sin embargo, un hecho hace que haga un cambio drástico y ocurra lo contrario de lo que, en un principio, iba a suceder. Por eso, aunque me gustó cómo dio respuesta a las preguntas, no me convenció el modo en que lo hizo.

Los personajes son uno de los aspectos más destacables en estas novelas. La autora ha construido personas con una forma de ser muy bien perfilada. Además, sus personalidades son muy diferentes entre sí, y el contraste que se produce entre unas y otras da lugar a situaciones de lo más inhóspitas. America, como siempre, es luchadora, determinada e inconformista. No se deja agasajar ni aminalar por nada ni por nadie, y antepone sus principios a todo lo demás. En mi opinión, es un personaje digno de admiración, pues no se encuentra en la situación idónea para mostrar su verdadero ser. Maxon, por su parte, mantiene su carácter cariñoso y detallista, pero madura y se hace más valiente. Defiende sus ideales sin importarle las represarias que su padre pueda tomar contra él. Aspen deja de lado su faceta posesiva y sobreprotectora con America para darle espacio a la hora de tomar su decisión. Estos personajes forman un triángulo amoroso del que nunca podemos imaginar el desenlace, pues cuando creemos saberlo, sucede algo que nos deja de nuevo en ascuas. Por otro lado, como personajes secundarios tenemos a Kriss, Elise y Celeste. Kiera ha hecho que pasen a primer plano, dándonos a conocer su pasado y sus deseos para el futuro, así como provocando un cambio en nuestra imagen sobre cada una de ellas. Hay otros personajes recurrentes que toman un papel decisivo en la trama, pero, para saber quiénes son, tendréis que leer el libro.

Rómpeme el corazón. Rómpemelo mil veces, si quieres. De todos modos, solo ha sido tuyo, desde el principio.

En definitiva, La elegida es un desenlace de trilogía lleno de acción e intriga. En todo momento está sucediendo algo y no podrás parar de leer para dar respuesta a las múltiples preguntas planteadas a lo largo de los tres libros. Pese a ser una lectura de la que he disfrutado, no ha conseguido estar a la altura de sus predecesoras. Me he encontrado con una historia que, aunque narrada con una preciosa prosa, está cogida con pinzas en numerosas ocasiones y su final, precipitado y forzado, no me ha convencido. Una novela que, para los seguidores de la saga, es de lectura obligatoria.