> El diario de Antonio: julio 2014

domingo, 20 de julio de 2014

Reseña: Bajo la misma estrella


DATOS TÉCNICOS
-Autor: John Green
-Editorial: DeBols!llo
-Traductora: Noemí Sobregués
-Número de páginas: 304
-ISBN: 
9788490324875

SINOPSIS
A Hazel y a Gus les gustaría tener vidas más corrientes. Algunos dirían que no han nacido con estrella, que su mundo es injusto. Hazel y Gus son solo adolescentes, pero si algo les ha enseñado el cáncer que ambos padecen es que no hay tiempo para lamentaciones, porque, nos guste o no, solo existe el hoy y el ahora. Y por ello, con la intención de hacer realidad el mayor deseo de Hazel - conocer a su escritor favorito -, cruzarán juntos el Atlántico para vivir una aventura contrarreloj, tan catártica como desgarradora. Destino: Amsterdam, el lugar donde reside el enigmático y malhumorado escritor, la única persona que tal vez pueda ayudarles a ordenar las piezas del enorme puzle del que forman parte... Rebosante de agudeza y esperanza, Bajo la misma estrella es la novela que ha catapultado a John Green al éxito. Una historia que explora cuán exquisita, inesperada y trágica puede ser la aventura de saberse vivo y de querer a alguien.

OPINIÓN
Bajo la misma estrella presenta una sinopsis original y diferente, capaz de hacer las delicias de un lector. Sin embargo, no sólo cuenta con esta baza, sino que son miles las críticas positivas que arrastra a sus espaldas. Son estos los dos motivos que me hicieron querer leer esta novela, y hace unos días, gracias a la lectura conjunta organizada por el blog Pájaros de tinta y papel, por fin lo rescaté de la estantería, de donde no lo quería sacar por miedo a que me decepcionase. Una vez superé mi temor, me sumergí en la historia de Hazel Grace, una adolescente de dieciséis años enferma de cáncer. Su falta de vida social y la depresión en la que parece verse sumida hacen que su madre tome la decisión de obligarla a acudir a un grupo de apoyo todos los miércoles cuya finalidad es ayudar a los jóvenes a lidiar con la enfermedad, aunque para nuestra protagonista es un auténtico tostón. No obstante, no todo es tan malo, y en una sesión conoce a Augustus Waters, un atractivo joven con una sola pierna que, desde que la otra le fue amputada, no presenta síntomas de padecer cáncer. Ambos se complementan, y por ese motivo -no sin pasar un tiempo conociéndose-, deciden emprender una arriesgada y fascinante aventura viajando a Amsterdam para reunirse con el autor favorito de Hazel, Peter van Houten, y dar respuesta a sus numerosas preguntas sobre el final de Un dolor imperial, libro que tiene a ambos maravillados.

Si hay algo que hace que este libro sea especial, eso es, sin duda, la forma en que está contado. Green impregna de sarcasmo y humor la triste y conmovedora historia narrada en esta novela, cuyo autor la ha convertido en un himno a la esperanza y a la libertad. Es una montaña rusa de emociones; tan pronto estás riendo a carcajadas como llorando a mares -yo, como parece ser que soy insensible, me limité a sentirlo por dentro-. La trama es muy constante y está llena de giros inesperados, lo que impide que haya partes aburridas e hizo que leyese el libro más rápido de lo que me hubiera gustado. La pluma del autor es brillante. Sin ser rebuscada, es compleja. Sin ser absurda, es divertida. Sin ser ñoña, cala hondo. Me ha dejado impresionado su uso del lenguaje, como con tan pocas palabras transmite tantos sentimientos. Profundiza mucho en los personajes como personas y no sólo como víctimas del cáncer. Conocemos sus temores, sus anhelos y, en definitiva, conocemos su historia. Es obvio que nos da detalles sobre su enfermedad, su tratamiento y todo lo circundante, pero no hace que ésta condicione los sueños de los protagonistas, así que les da voz y alas para que puedan cumplir sus sueños. Los lugares en que se desarrolla la acción son descritos con abundancia de detalles, lo que te permite crearte una imagen mental de lo que está sucediendo con gran exactitud. Con esto consigue hacerte sentir parte de la historia, algo muy importante para disfrutar al máximo de un libro.

Los personajes son muy especiales y poco a poco se abren una puerta en tu corazón que después cierran con llave para no escapar de él. Conectas con cada uno de ellos, y también te puedes identificar con todos en cierta medida, así como sientes lo mismo que ellos. Empecemos hablando de Hazel Grace, nuestra protagonista. Nuestra sarcástica, sencilla y adorable protagonista. Es una adolescente cuyo cáncer de tiroides le ha pasado a los pulmones, y ahora lleva una bombona de oxígeno siempre consigo y está sometida a una severa medicación. Su enfermedad ha hecho que apenas salga de casa y destinela mayor parte de su tiempo a ver reality shows, a leer una y otra vez Un dolor imperial y a dormir. Sin embargo, Augustus le saca de este estado y le devuelve su vida social. Éste, por su parte, es un joven un año mayor que Hazel que, a cambio de perder una pierna, se recuperó del osteosarcoma que sufría. Amante de las metáforas, es divertido, ingenioso y un romántico empedernido. Desde que se conocen en el grupo de apoyo se aprecia la chispa que hay entre ellos, pero la llama se forma lentamente, de modo que se ve cómo se van conociendo y se aprecia la evolución que sufren como consecuencia del tiempo que pasan juntos. Una vez se consolida su romance, queda claro que no se trata de un amor adolescente del montón, sino que ambos se aman y harían cualquier cosa por el otro. A Gus y Hazel les rodean otros personajes que influyen en ellos y en su relación, entre los que están Isaac y los padres de ambos. 

Todo es frágil y efímero, querido lector, pero con estos columpios tus hijos aprenderán a familiarizarse con las subidas y bajadas de la vida humana poco a poco y sin peligro, y aprenderán también la lección más importante de todas: por mucho impulso que te des, por muy alto que llegues, no puedes dar una vuelta entera. 

En definitiva, Bajo la misma estrella es una novela maravillosa que te atrapa y no te suelta. Cuando te adentras en sus páginas, te sumerges en la historia de dos jóvenes dispuestos a que la enfermedad que les unió no les separe. En ella tienen cabida temas como la amistad y la familia, valores como la superación y la empatía. Es un libro cargado de esperanza e ilusión por vivir, por disfrutar de la vida. Concluyendo, esta novela, igual que Don Quijote de la Mancha hizo con Cervantes, llevará a John Green a las páginas de todo libro de literatura que se precie.