> El diario de Antonio: octubre 2013

miércoles, 30 de octubre de 2013

Novedades literarias de octubre

¡Hola! En la entrada de hoy os voy a enseñar las novedades editoriales de octubre. Sé que queda un día para que se acabe el mes, pero me he olvidado de publicar esta entrada antes. Hay libros individuales, comienzos de trilogía y continuaciones y finales de sagas. La mayoría me parecen muy interesantes, por lo que espero poder darles una oportunidad cuanto antes. Ahora os dejo que veáis cuáles son estas novedades

PINCHA SOBRE LA PORTADA PARA MÁS INFORMACIÓN

   La vida secreta de AndreaNo te vayas   Kate y sus hermanas (libro 1) (Jessica Spotswood)

¿Cuáles son los que más os llaman la atención? ¿Habéis leído alguno?

domingo, 20 de octubre de 2013

Reseña: Los días que nos separan

-Datos técnicos
-Autora: Laia Soler
-Editorial: Plataforma Neo
-Número de páginas: 416
-ISBN: 978-84-15750-23-9

-Sinopsis
Abril está obsesionada con sus sueños. Desde que se cruzó con ese desconocido en la biblioteca, él se le aparece cada vez que se queda dormida. En su mundo onírico, el chico es Víctor, un burgués de la Barcelona de 1914, y ella... Ella ni siquiera es ella misma, sino Marina, una obrera que vive en el mismo edificio que Víctor. Mientras la historia de los dos jóvenes del pasado avanza noche tras noche, Abril lucha por mantenerse al margen de las emociones de Marina e intenta descubrir qué significan esos sueños.

Tenía muchas ganas de leer este libro. Su sinopsis me parecía muy original y la portada me gustaba mucho. Comencé a leerlo con ansia, aunque también sentía un poco de miedo. Todas las críticas que había leído decían cosas muy buenas, y me asustaba que no me gustase tanto como a los demás. Sin embargo, ahora que lo he acabado, he de decir que ha sido una lectura magnífica y memorable. Tiene un argumento muy interesante: una joven llamada Abril conoce a un chico y, a raíz de su encuentro, comienza a crear un mundo onírico que acontece en el siglo pasado, en el que ella es Marina y él es Víctor, una pobre obrera y un joven adinerado. Sentía curiosidad por saber cómo conectaba la autora ambas historias. Este punto me ha gustado mucho, ya que intercala los capítulos -uno narra la vida de Abril, mientras que en el siguiente se nos relatan las vivencias de Marina-. La originalidad y frescura que caracterizan a esta novela dejan claro que el talento no se mide por la edad, ya que a sus veintidós años, la escritora ha dado forma a una historia única e inolvidable. Tras acabar esta lectura, estoy deseando leer más de la autora, pues su pluma me ha encantado.

Esta novela es especial por muchas razones. Una de ellas es la forma en que está narrada. Al empezar el libro, nos embarcamos en un viaje hacia la Barcelona de 1914. La autora se encarga de guiarnos en ese viaje, haciendo que no nos perdamos ningún detalle. De la mano de su exquisita prosa conoceremos los monumentos y calles más emblemáticos de la ciudad condal, con unas descripciones muy precisas. En una de estas calles residen Marina, Víctor y sus respectivas familias. Además de decirnos cómo era la ciudad en esa época, también nos explica cómo era la mentalidad de la gente, tanto de los ricos como de los pobres. Para detallarnos todos estos aspectos, ha debido investigar y documentarse mucho. Como comenté antes, los capítulos se intercalan, por lo que también conocemos de cerca la Barcelona actual y la extraña y especial relación de Abril y Leo. Las dos me han encantado, pero si he de quedarme con una, me quedo con la de Víctor y Marina. Me ha permitido conocer una sociedad diferente de la actual -aunque en algunos aspectos se parezcan mucho-. También he tenido la oportunidad de ver las diferencias entre ricos y pobres, y sobre todo, qué ocurre cuando sus vidas chocan, que es lo que pasa cuando los protagonistas se conocen.

Los personajes me han gustado mucho. Tardaré mucho en olvidarme de ellos, al igual que de la historia en general. Primero tenemos a Abril, una joven sencilla, inquieta e insegura. No cabe duda de que también es creativa, ya que ha creado un mundo onírico a partir de un encuentro con un chico. A este apenas lo conocemos, pero por las cartas que le envía a Abril sabemos que es inteligente, cariñoso y compresivo. En los sueños de la protagonista, se convierte en Marina, una obrera del siglo pasado. Esta es protectora, agradable y sin pelos en la lengua -aunque algunas veces tenga que mordérsela-. El hijo de sus jefes, Víctor, se nos presenta al principio como un chico vanidoso, prepotente y estirado. Sin embargo, no hace falta pasar muchas páginas para descubrir que en el fondo es comprensivo, sensible y atento. Estos dos se enfrentan a un obstáculo: la familia de Víctor ya tiene planes para él. Pero él no quiere a la chica escogida por sus padres, sino que quiere a Marina, y hará lo que sea por conseguir su amor. Sus padres son estirados, rígidos y preocupados por la apariencia, nada que ver con sus hermanos pequeños. En el mundo real están los mejores amigos de Abril, que además son novios, que le ayudan a separar lo real de lo ficticio.

El desenlace de este libro ha conseguido sacarme unas lágrimas, cosa que pocos libros consiguen. Es una pincelada más de perfección dentro de la preciosa novela. En el final se atan todos los cabos sueltos, concluyendo una historia única y mágica. En los últimos capítulos ocurren varios sucesos que hicieron que me emocionara mucho y, gracias a ellos, recordaré con más cariño este libro. 'Los días que nos separan' es una novela perfecta, desde la primera letra hasta la última -bueno, desde la portada hasta la contraportada-, que me ha dejado con muy buen sabor de boca. En cada página se respira la magia que emanan las dos historias y el encanto rebosante de la pluma de la autora. Esta ha relatado el libro con una frescura que demuestra que tiene un don innato para la escritura. No me cansaré de recomendar este libro. Sólo ha cosechado buenas críticas, pero no es de extrañar, pues es pura perfección. Si te gusta el género romántico es perfecto, pero también lo es para aquellos rezagados a conocer historias de amor, ya que no es para nada empalagosa. Emotiva y conmovedora, una historia que se hará con tu corazón desde la primera página.

Oye, no estoy loca ni nada por el estilo, pero tengo la terrible manía de soñar contigo noche tras noche. Si pudieras dejar de aparecer en mis sueños, sería un puntazo. Ya sabes, empieza a darme miedo. Gracias por tu atención.