> El diario de Antonio: junio 2013

miércoles, 26 de junio de 2013

Reseña: Lola y el chico de al lado

-Datos técnicos:
Autora: Stephanie Perkins
Editorial: Plataforma Neo
Traductora: Laura Ibáñez
Trilogía. Un Beso en París #2
Número de páginas: 404
ISBN: 9788415750536

-Sinopsis

Para la diseñadora de moda en ciernes Lola Nolan, las prendas de ropa más llamativas, más brillantes, más divertidas, más salvajes, siempre son las mejores. A pesar de su estilo extravagante, Lola es una hija ejemplar y una buena amiga, y tiene grandes planes para el futuro. Todo en su vida parece bastante perfecto (incluso su guapísimo novio roquero) hasta que los gemelos Bell se mudan de nuevo a la casa de al lado. Cricket Bell ha vuelto y quiere arreglar los problemas del pasado. Y Lola deberá reconocer sus verdaderos sentimientos hacia él.

Comencé a leer este libro poco tiempo después de acabar de leer el primero de la trilogía. No es una continuación de Un beso en París, sino que se trata de un libro independiente. No es necesario leer los tres libros ni leerlos por orden, aunque es recomendable, para que de ese modo conozcas mejor cada una de las historias. Sabía que lo iba a leer incluso antes de saber de qué iba, pero cuando lo hice, mis ganas se avivaron. No posee un argumento especialmente original y es algo parecido a lo que puedes encontrar en muchos de los libros juveniles románticos, pero aun así, tiene algo que hace que me encante el tema que trata: la protagonista extravagante y divertida, que ésta se enamore de su vecino teniendo novio, que se reanuden los problemas del pasado o que la perfección de su vida se desmorone. Y es por eso por lo que me estaba diciendo a gritos: "¡Léeme, léeme, léeme, léeme!". Y claro, yo le hice caso. Y lo leí. Y lo adoré.  

La historia está bien planteada y bien desarrollada desde el principio del libro, y no se estanca en ningún momento. El libro está narrado en primera persona desde el punto de vista de la protagonista. La autora es muy buena y tiene un auténtico don para la escritura que no se puede desperdiciar. Su manera de escribir se mantiene en la línea de la del primer libro, aunque en éste me ha gustado incluso más. Tiene una capacidad especial para hacer que una sinopsis aparentemente sencilla se convierta en una historia especial e inolvidable, y sobre todo para hacer que una escena cotidiana que nos puede pasar a todos nosotros dé lugar a un instante mágico y perfecto. Utiliza un vocabulario muy amplio y comprensible, que te permite enterarte de todo cuanto pasa, y además sabe utilizar la palabra más adecuada para cada momento. También es una auténtica maravilla el modo en que cohesiona los hechos, de forma que una situación desencadena otra, que a su vez desencadena otra, y así sucesivamente; y esto lo hace con total naturalidad, de manera que se puede permitir dar saltos en el tiempo sin hacer que pierdas el hilo de la historia.

Las descripciones que se hacen en el libro son muy buenas y te permiten imaginarte cómo es cada lugar haciéndote pensar que estás allí. La mayoría de la historia se desarrolla en la ciudad de San Francisco, y se van presentando diversos lugares de la misma de un modo muy sutil y a la vez muy detallado. No sólo se describe cómo es el lugar, sino también los sentimientos y los recuerdos que despierta en cada uno de los personajes. Se describen con gran detalle los lugares que visitan estos y el lugar en el que viven: un barrio con casas de colores de estilo victoriano situadas a muy poca distancia entre sí, en el que todos los vecinos se conocen entre sí. También son muy buenas las descripciones de los personajes, tanto a nivel físico como psicológico. Cada uno está muy bien caracterizado y perfilado y se ve cómo van evolucionando en la historia. Además, son presentados como unos personajes imperfectos, de modo que no están idealizados y no lo hacen todo bien, sino que aciertan y fallan. Me alegro de que sea así, porque me han parecido geniales.

Los personajes son, sin lugar a dudas, lo que más me ha gustado del libro, y con diferencia. Es que son tan increíbles que es casi imposible no enamorarte de ellos, no querer que salgan del libro y se conviertan en personas de verdad. Aunque bien es cierto que no todos son tan geniales, sino que hay algunos a los que he odiado a más no poder. Comienzo diciendo algo que me ha sorprendido, y es que los padres de la protagonista son una pareja homosexual, y la autora trata este asunto con toda naturalidad, sin reparos y sin problemas a la hora de hablar de ellos. Esto me ha encantado y creo que son muy pocos los autores que se atreverían a hacer algo parecido, aunque no debería ser así. Y después de este pequeño comentario, vamos a los personajes principales. Lola, la protagonista femenina, es una de las mejores con las que me he encontrado en mucho tiempo. Es original, creativa, divertida, inteligente y simplemente genial. Le da igual lo que los demás puedan pensar de ella por la ropa que lleva. Ella va con lo que le apetece, y no sólo por gusto, sino que cada atuendo tiene un mensaje y un significado. Cricket, el  protagonista masculino, es protector, cariñoso, amable, generoso y delicado. Y es por eso por lo que Lola no puede evitar enamorarse de él. Otra sorpresa muy grata ha sido la aparición de los protagonistas del primer libro como personajes secundarios -son compañeros de trabajo de la protagonista-. Me ha encantado poder "estar" con ellos otra vez. Y, aparte de estos, hay otros personajes secundarios en el libro, que me han gustado mucho o los he odiado, dependiendo de cuáles sean.

El final del libro me ha gustado mucho y creo que es el más adecuado para la historia. En él se resuelven los conflictos y problemas que se han planteado a lo largo del libro y se explica el modo en que la protagonista se da cuenta de sus verdaderos sentimientos y elige la opción adecuada y que le hará feliz. La autora nos mantiene todo el libro en torno a esta decisión y ya no sabes qué esperarte que pase. Todos los aspectos que aparecen en el libro se ven resueltos de un modo a veces esperado y a veces inesperado, ya que tras la historia de amor principal en la que la protagonista ha de elegir entre uno de los chicos, hay otras historias secundarias como lidiar con la reaparición de su madre biológica en su vida o solventar los problemas que causa la protección de sus padres. La última frase que dice la protagonista os aseguro que es la cosa más bonita que podéis imaginaros. No os la pondré aquí, porque puede que os desvele la historia, pero es genial.

No creo en la moda. Creo en los disfraces. La vida es demasiado corta para ser la misma persona día tras día. ~Lola~

En definitiva, Lola y el chico de al lado es genial. Tiene todos los ingredientes necesarios para convertirse en una novela juvenil y romántica muy difícil de olvidar: tiene una historia fresca y entretenida alimentada por un ritmo ágil y constante; una narración exquisita que hará las delicias incluso de los más renegados a este género; unos personajes de los que difícilmente te olvidarás y de los que pronto te enamorarás. Con una sinopsis aparentemente sencilla, se trata de una magnífica historia que todos vosotros tenéis que probar y disfrutar; y os lo recomiendo muchísimo.


sábado, 8 de junio de 2013

Reseña: Un beso en París


-Datos técnicos
Autor: Stephanie Perkins
Editorial: Plataforma Neo
Traductora: Laura Ibáñez  
Número de páginas: 440
ISBN: 978-84-15577-53-9

-Sinopsis
La torre Eiffel, Amélie y un montón de reyes que se llaman Luis. Esto es todo lo que Anna conoce de Francia. Por eso, cuando sus padres le anuncian que pasará un año en un internado de París, la idea no acaba de convencerla. Pero, en la Ciudad del Amor, conoce al chico ideal: Étienne St. Clair. Es listo, encantador y muy guapo. El único problema es que también tiene novia. ¿Conseguirá Anna el ansiado beso de su príncipe azul? El humor y la tensión que se respiran página a página en el debut literario de Stephanie Perkins te atraparán y te llegarán al corazón.

Cuando comencé a leer este libro no pude evitar crearme unas expectativas muy altas debido a las constantes buenas críticas que estaba recibiendo. Por un lado una parte de mí se resistía a creer que un libro con una sinopsis aparentemente simple fuera tan increíble, mientras que la otra no paraba de repetirse que algo tenía que tener para esa oleada de críticas positivas. Finalmente, esta segunda parte venció, y me decidí a leer el libro, dispuesto a conocer por mí mismo la historia parisina de los protagonistas. ¿Y con qué me encontré? Con una historia maravillosa, estupenda, genial. Y entonces fue cuando me di cuenta de qué era eso que hacía que esta historia hubiera gustado a todo el mundo. Ahora ya puedo decir que soy uno de ellos.

La forma de escribir de la autora me ha gustado mucho y me ha parecido muy original. Utiliza un lenguaje muy sencillo y muy fácil de comprender porque emplea unas palabras y unas expresiones muy usuales que se comprenden fácilmente, y raramente me he encontrado con alguna palabra que no haya comprendido, aunque se deduce cuál es su significado por el contexto. El libro está narrado en primera persona desde el punto de vista de la protagonista que tiene diecisiete años y a través de ella conocemos cómo son los personajes y los lugares que éstos visitan. Ella utiliza un lenguaje propio de una adolescente de su edad y eso hace que en numerosas ocasiones te sea más fácil identificarte con ella y con su forma de pensar. No he encontrado ninguna falta ortográfica en todo el libro, y eso es algo que se agradece mucho a la hora de leer. Los diálogos aparecen con mucha frecuencia, son muy claros y están muy bien equilibrados con la narración.

La ambientación de la historia me ha gustado mucho, y me ha permitido transportarme a París a lo largo del libro, y lo he hecho con unos guías maravillosos como lo son nuestros protagonistas. La autora ha tenido que llevar a cabo un trabajo de documentación para poder aportarnos los detalles de los diferentes lugares que visitan los protagonistas, y en algunos casos, incluso la historia de su construcción, aunque a gran escala. Los diferentes escenarios que aparecen en el libro -el internado, las calles parisinas, los monumentos, los cines...- están muy bien detallados y se explica muy bien lo que significan para cada personaje. A lo largo del libro la autora hace referencias a grupos musicales, a directores de cine, a películas... Ésto es algo que me ha parecido muy interesante y me ha gustado mucho, porque hace que la historia sea más amena y más cercana. Los personajes también tienen diferentes aficiones que van cultivando en el libro: a la protagonista le encanta el cine y hace reseñas sobre las películas que ve en su web, al protagonista le encanta la historia...

Los personajes me han parecido geniales. Son tan reales que parece que estás con ellos en todo momento y que te está pasando lo que les está pasando a ellos. No son personajes perfectos, porque cada uno de ellos tiene sus defectos y sus virtudes, a veces aciertan y a veces se equivocan; pero ésto es algo que me ha gustado mucho, porque si hay algo que no soporto en un libro es que los personajes estén tan idealizados que parezcan surrealistas y te impidan sentirte identificado con ellos. Tampoco son personajes planos, sino que se ve claramente cómo evolucionan a lo largo del libro a partir de las situaciones que se les plantean, y ésto es algo que también me parece muy importante, porque en esta evolución está la gracia del libro. La protagonista pasa de ser una persona insegura y tímida a ser más decidida y abierta a conocer nuevas personas y experiencias, aunque no deja nunca de lado su afición al cine. El protagonista ha tenido una evolución un tanto diferente, porque ha pasado de ser el más popular a volverse un poco más tímido y cerrado. El amor entre los protagonistas no es un amor instantáneo, sino que se va viendo poco a poco cómo se van conociendo mejor y cómo se van enamorando.  Los amigos de los protagonistas son también una parte muy importante del libro y nada hubiera sido igual sin ellos . Todos los personajes tienen una personalidad que desprende una naturalidad y una sencillez increíbles

El final del libro me ha gustado mucho y me ha parecido que es el más adecuado para la historia, porque en él se resuelven los diferentes conflictos y los diferentes problemas que se han ido generando a lo largo del libro sin dejar que ningún detalle se escapara e hilando perfectamente los acontecimientos para que desembocaran en la parte final. El modo en que concluye la historia de amor me ha gustado mucho por el lugar en el que ocurre y por el modo en el que los protagonistas llegan a hallarse en esa situación. Me gustan mucho las palabras que se intercambian, tanto en las últimas páginas como un poco antes. También me ha gustado mucho cómo ambos arreglan o desarreglan los problemas y los malentendidos que se habían producido con sus amigos, familiares... De este modo, nada de lo planteado en el libro queda dejado al azar.

¿Es posible que mi casa sea una persona y no un lugar? ~Anna~

En definitiva, Un beso en París es un libro maravilloso. Con unos personajes reales que desprenden naturalidad y sencillez; con una ambientación parisina que te llevará a recorrer la ciudad a manos de los mejores guías que puedes encontrar; con un lenguaje sencillo y una narración envidiable; y con una historia de amor y de amistad que a muy pocos dejará indiferente. Es mucho más que un típico libro romántico juvenil. Es una verdadera historia de amor y amistad.

martes, 4 de junio de 2013

Reseña: La ola

-Datos técnicos
Título original: Die Welle
Productora: Rat Pack Filmproduktion
Género:
drama
Año: 2008
Duración: 107 minutos
Director: Dennis Gansel
Actores: Jürgen VogelMax RiemeltJennifer UlrichFrederick Lau

-Sinopsis
En Alemania, durante la semana de proyectos, al profesor de instituto Rainer Wenger se le ocurre hacer un experimento para explicar a sus alumnos el funcionamiento de un régimen totalitario. En apenas unos días, lo que parecía una prueba inócua basada en la disciplina y el sentimiento de comunidad va derivando hacia una situación sobre la que el profesor pierde todo el  control. 

La película trata sobre un instituto alemán en una semana de proyectos. Cada alumno debe elegir al que quiere ir, y cada uno de ellos trata sobre un método de gobierno diferente. El proyecto sobre el que trata la película es sobre la anarquía, o lo que es lo mismo, una dictadura. Los alumnos no saben cómo funciona o cómo es, porque nunca la han vivido de cerca, y no saben lo difícil que fue para sus antepasados vivir en ella. Pero el profesor no pretende dar aburridas clases teóricas sobre eso, sino que lo que quiere es que los estudiantes sepan cómo es una dictadura y sepan cómo se sienten las personas que la viven, pero sobre todo, intenta que sepan el modo en que han de enfrentarse a ella. Y para ello crea un grupo, llamado La ola. La construcción del grupo requiere su tiempo, todo lo que puede caber dentro de la semana de duración que tiene la película. Para ser miembro de La ola tienes que llevar una camisa blanca. Pero no todo es como pensaban que sería. Lo que era un movimiento organizado con motivo de la semana de proyectos de un instituto se convierte en una serie de actos de vandalismo callejero, de disputas entre los estudiantes y de exclusión social a aquellos que no desean estar en el grupo o que no están de acuerdo con lo que ellos piensan. Y es que para los que son miembros de La ola, ésta se ha convertido en una parte de su vida, e incluso en su vida. No saben qué harían si no estuviesen en ella, y la consideran un lugar en el que ser ellos mismos/as y en el que expresar aquello que realmente sienten

Los personajes son muy realistas y los actores interpretan muy bien su papel transmitiendo lo que cada uno piensa y siente. Los personajes cambian mucho a lo largo de la historia, y eso es debido a la influencia que tiene sobre ellos La ola. El profesor es uno de los más importantes y es una persona con iniciativa, inteligente y decidida, aunque a la vez se podría decir que no es muy consecuente teniendo en cuenta en lo que desemboca su proyecto. Karo es una chica que va a la misma clase que los demás, pero que opina que La ola debería frenarse antes de que acabe mal, y para ello, decide hacer una campaña en la que dice por qué debe terminar, y haciéndosela llegar a sus miembros, que la excluyen. Marco es el otro personaje principal, y aunque en un principio no tuviera intención de hacerlo, finalmente se hace miembro, lo que hace que empeore su relación con Karo. En la película aparecen otros de personajes que también evolucionan, dejando de lado el dinero y la ropa que tenían antes, dejando de pegar e insultar a los demás...

La ambientación de la película me ha gustado mucho y me ha parecido muy original. Hay diferentes lugares en los que los personajes se ven envueltos en diferentes situaciones: el instituto, que es donde van a clase y donde comparten con el profesor sus experiencias en La ola, cómo la están viviendo y cómo les está ayudando; y la calle, donde se deshagan con los demás y donde empiezan a tener lugar una serie de actos de vandalismo callejero, de peleas absurdas y de discusiones innecesarias. El vestuario me ha parecido muy original y me ha gustado, porque con la formación del proyecto deciden que todos han de ir vestidos iguales, con camisa blanca, y que el que no lo haga no podrá ser aceptado en el grupo. Los diálogos me han gustado mucho también, porque son muy claros en lo que quieren transmitir, y también son realistas. El final de la película me ha parecido impresionante. No me lo esperaba para nada, aunque creo que es imposible hacerlo. Cuando lo he visto me he quedado como ¿Pero qué es esto?, porque eso es lo único que se te ocurre pensar en ese momento. Creo que pretende decirnos cuáles son las consecuencias de un proyecto como La ola cuando es llevado al extremo y cómo se sienten los miembros del grupo a medida que pasa el tiempo, y todo esto de un modo un tanto peculiar, que tendréis que descubrir viendo la película.

«'Siempre he tenido todo lo que quería: ropa, dinero, etcétera. Pero lo que más tenía era aburrimiento. Pero estos últimos días han sido muy entretenidos'. 'Ya no se trata de quién es la más bonita, la mejor o la de más éxito; la Ola nos ha hecho a todos iguales'. 'La procedencia, la religión y el entorno social ya no tienen ninguna importancia; todos pertenecemos a un movimiento. La Ola nos da un nuevo significado, y unos ideales que merece la pena apoyar'. 'Antes solía machacar a otros. Cuando pienso sinceramente sobre ello, me parece algo bastante anarquista. Es mucho mejor comprometerse con algo'. 'Si uno puede confiar en los demás, conseguiremos más cosas. Por ello, estoy dispuesto a sacrificarme'. Os habréis dado cuenta de que son partes de vuestras redacciones sobre la experiencia de esta última semana. Estoy muy impresionado de lo que la Ola os ha aportado y por esto creo que este proyecto no debe terminar así» ~El profesor~

En definitiva, una película que merece mucho la pena ver. No es la típica historia juvenil que estamos acostumbrados a ver una y otra vez, sino que es una película completamente diferente a las demás, y basada en un experimento real que hizo un profesor de historia. Tiene unos personajes muy realistas interpretados por unos actores magníficos; unos escenarios fantásticos; lo tiene todo o casi todo para ser una película perfecta. Te hará reflexionar, y reflexionar mucho